The Jinx: el Villano Favorito

Poster del documental The Jinx protagonizado por Robert Durst

Calificación

7 Calificación
7

No hay nada más intrigante que una docu-serie sobre crímenes verdaderos. Para los que nunca han visto una, se trata de una rama especifica de los documentales donde, a través de entrevistas y de la búsqueda de evidencia, se arma un relato en torno a un crimen de la vida real. Pero no cualquier relato, sino uno intrigante y misterioso donde se cuestiona la investigación o el crimen y se intenta develar el misterio tras el homicidio. Generalmente al finalizar el documental, lejos de resolver nada, uno queda lleno de dudas y no muy seguro de cuál es la verdad. No queda más que aferrarse a que las evidencias no son suficientes o que el caso fue mal manejado. Como ejemplo de esto tuvimos Paradise Lost, que trató sobre el homicidio de tres niños cuyos acusados fueron tres adolescentes, y en el 2001 Murder on a Sunday Morning, documental que incluso ganó un Oscar, y que trataba el caso de un adolescente acusado de homicidio por error. Pero el año pasado se estrenaron dos de los mejores y más originales exponentes del género: Making a Murderer, (está en Netflix) y The Jinx, creación de HBO de la cual hablaremos aquí.
 
The Jinx se divide en 6 capítulos y se centra en el millonario Robert Durst, un hombre que proviene de una de las familias más ricas de Nueva York, quienes crearon su fortuna a raíz de los bienes inmobiliarios. ¿Qué es lo que pasa con Robert? Por alguna razón la muerte lo rodea, no la de él, por supuesto, sino de sus cercanos. Todo comienza con la desaparición y presunta muerte de su primera mujer, Kathleen McCormack, de la que nunca se encontró rastro. Siempre se presumió que él la había asesinado pero nunca se encontró una prueba contundente en su contra. A partir de esa historia el director Andrew Jarecki hace una película basada en la historia de Robert protagonizada por Ryan Gosling y Kirsten Dunst. Robert Durst, al ver la película, decide llamar a Jarecki y decirle que le dará la entrevista que todos esperan de él, ya que hasta el momento era reacio a hablar a los medios de comunicación. Por supuesto el director acepta y comienza la filmación de The Jinx.
 
A través de 6 capítulos, cada uno de una hora, hacemos un recorrido por todos los oscuros eventos que han rodeado a Robert y lo vemos responder a cada una de las incómodas preguntas en relación a ellos, siempre acompañado de un abogado que le aconseja hasta dónde responder. Como documental, quizás, no está tan bien hecho como Making a Murderer pero es increíble ver cómo Robert trata de explicar cada evento por el cual es interrogado y es impagable ver cómo reacciona su entorno, provocando entre admiración y terror. Además Robert Durst se transforma en un personaje muy atractivo, casi se tiene simpatía por él. Hay algo de adictivo en sus gestos, en su cara, su voz y la forma en que habla. Él es clásico villano que seduce, y uno termina sintiendo una rara especie de apego por él.
 
Consejo importante, NO googleen antes sobre el documental, porque el documental se basa en la sorpresa. Solo bájenlo o búsquenlo online y a disfrutarlo.
 

More from Cata Wallace

Miedo Profundo, ¿necesitábamos la versión millennial?

Esto será breve. No me gustó nada Miedo Profundo. Pero para intentar...
Read More