The Invitation: una salida que no puedes rechazar

Escena del thriller The Invitation protagonizado por Logan Marshall-Green
8 Calificación
8

Alguna vez leí en un artículo que lo que le falta al cine independiente en recursos le sobra en creatividad. Como no cuentan con el capital de los grandes estudios de cine tienen que arreglárselas para hacer algo de calidad con pocos dolares. No siempre logran compensar su escasez con genialidad, pero cuando lo logran sacan aplausos y se crea una pequeña joya del cine. Tenemos varios casos como por ejemplo Blair Witch Proyect que ni siquiera necesitó de efectos especiales para dejar aterrado a los espectadores. Está también el caso de Actividad Paranormal que fue hecha tan solo con una cámara y tres actores y después compraron la franquicia pero ninguna es tan buena como la primera. Hace poco surgió el caso del corto Lights Out que era tan buena la idea que hicieron una película a partir de ella. Y dentro de esta extensa categoría está The Invitation, una película independiente de la directora Karyn Kusama (Jennifer’s Body), que en entrevistas cuenta que su película fue financiada por una organización que ayuda a las directoras a sacar sus películas porque al parecer no hay muchos estudios que apuesten por ellas.

En el caso de The Invitation no hay necesidad de recursos porque la genialidad suple cualquier escasez. La película trata sobre Will (Logan Marshall-Green | Prometheus) quien recibe una invitación de celebración junto a su novia Kira (Emayatzy Corinealdi) para ir a la casa de la ex mujer de Will y reunirse con amigos de antaño. Raro, pero las relaciones han cambiado mucho en los últimos años. Se entiende que Will y su ex mujer Eden (Tammy Blanchard) fueron felices juntos pero que una tragedia los separó, a medida que avanza la película hay flashbacks que nos dejan adivinar qué ocurrió. Aún habiendo tenido esa ruptura, Will acepta la invitación y el espectador siente su incomodidad. Somos Will, sus ojos y sus pensamientos. La tensión radica entre que Will sigue sintiendo el dolor que lo separó de su ex mujer mientras que ella aparece renovada junto a una nueva pareja David (Michiel Huisman | Game of Thrones) y sin rastros de dolor en su cara. Will no entiende ni puede aceptar eso.

A partir de ahí todo es raro y tenso. Will se siente incomodo con la felicidad del resto y a ratos parece estar juntando todas sus fuerzas para no perder el control. Mientras que sus amigos y ex mujer se esfuerzan por tener una reunión entretenida que más que entretener logra incomodar hasta el espectador haciendo dinámicas, juegos y teniendo comportamientos con los que no todos se sienten cómodos. Algo así como estar en una fiesta donde lo único que uno quiere es irse porque se siente fuera de lugar. Y ahí está la segunda gracia de The Invitation, nosotros, el espectador, elegimos si somos el amigo entretenido y distendido que sigue el juego o somos el anti social que apenas las cosas se ponen raras queremos escapar de la fiesta.

A medida que transcurre la película pasamos por todas las emociones, relajo, incomodidad, paranoia y confusión. ¿Estamos nosotros fuera de lugar o es el resto? Hay que destacar la actuación de Logan Marshall-Green que recuerda a Tom Hardy. Y no hay que olvidar que The Invitation pese a ser una película de suspenso, reflexiona sobre una muy buena pregunta: ¿Cómo las personas manejamos y soportamos el dolor?

Cuéntennos su opinión.

Ficha Técnica The Invitation:

Título: La Invitación
Título Original: The Invitation
Director: Karyn Kusama
Elenco: Logan Marshall-Green, Emayatzy Corinealdi, Michiel Huisman
País: EEUU
Duración: 100 minutos

More from Cata Wallace

Ranking: Los Mejores 12 Capítulos de The Walking Dead

El domingo se estrena la nueva temporada de The Walking Dead. ¿Acaso...
Read More