Scream y el posmodernismo del terror

Scream-Inside Fue en 1996 cuando Scream, una meta película sobre el terror, hizo patente y explícito el contenido de este género. Fue en ese año que se sentaron las bases de un género apenas insinuado en estas películas. Con Scream las personas aprendieron a que si alguien pregunta “¿quién anda ahí?”, probablemente morirá. Si dice “voy y vuelvo”, morirá. Si es fiestero o no es virgen, que se dé por muerto. Los teléfonos nunca funcionan cuando se los necesita, la policía nunca llega a tiempo, el asesino ya está dentro de la casa, lo siento, por más que  corran el asesino siempre alcanza a la víctima, nunca hay un adulto que pueda ayudar y por alguna razón (idiota) si las víctimas están en grupo terminarán dispersándose,  cosa de ser presa fácil para ir muriendo uno a uno.
 
¿Qué hace a Scream dar paso al posmodernismo del terror? Se hace cargo de años de películas y pone en manifiesto esta reflexión exagerada del género, además de sentar las bases para las películas venideras, que en su futuro inmediato fueron  Leyenda urbana y Sé lo que hicieron el verano pasado, sus más horribles hermanas.
 
Por otro lado, también tiene elementos originales que han sido replicados hasta el cansancio. Como, por ejemplo, tener de víctima a una pobre inocente rubia que a su vez tiene un pololo deportista y muy popular. De hecho es la escena con la que empieza Scream y la rubia es interpretada por Drew Barrymore, haciendo cabritas para ver una película de terror y que termina colgada de un árbol con las tripas afuera.
 
Pero además de patentar a la clásica rubia cliché, esta película tiene un gran mérito. Scream hizo vulnerable lo más sagrado para una persona: su propia casa. Sí, es verdad, en su época daba miedo Freddy Krueger, pero cuáles eran las posibilidades que un hombre con la cara quemada se apareciera en los sueños de alguien y lo matara. O que un lunático con una máscara de hockey masacrara a la gente que acampaba en un camping. Pero alguien vestido con una túnica negra, una máscara y un cuchillo podía aparecer en cualquier lado. Puede estar en la casa, debajo de una cama, en el patio, en la calle, en el auto. Da lo mismo. El escenario es ilimitado y te perseguirá y cazará hasta que estés muerto. Eso es Scream. Eso es lo que la hizo grande, visionaria y posmoderna. Dar una posibilidad ilimitada de escenarios.

(Obviamente esto solo vale para la película Scream. Todas sus secuelas echaron a perder la idea original. De todas formas  siempre recordaremos a Sidney Prescott? O la clásica frase “whats your favorite scary movie?”
 

More from Cata Wallace

Creep, un found footage perturbador

El título de esta película y su carátula nunca le han hecho...
Read More