Making a Murderer, el documental que hará gritar por justicia

Poster de la docu serie Making a Murderer
8 Calificación
8

Making a Murderer es, sin duda, uno de los mejores documentales que se han estrenado en el último tiempo, si no el mejor.

Filmado exhaustivamente durante 10 años esta docu-serie, producida por Netflix, trata sobre Steven Avery un hombre común y corriente que en su juventud tuvo algunos encuentros menores con la justicia como robar cerveza de una tienda, maltrato animal (esa parte cuesta perdonarla) y otros disturbios sin mayor relevancia. Todo iba bien hasta que un día en Manitowoc County (casi en la frontera con Canadá), donde vivía Steven, intentan abusar sexualmente de una mujer muy querida del pueblo y la policía en un acto arbitrario, acusa sin pruebas contundentes a Steven de cometer este delito. Es decir, él era culpable hasta que demostrara lo contrario. Y como no pudo demostrar su inocencia, estuvo preso durante 18 años, hasta que gracias a una prueba de ADN se logró encontrar el verdadero culpable y Steven salió libre. Pero ¿por qué fue él el principal sospechoso? Por capricho y corrupción policíaca. Él no les caía bien a ellos y ellos vieron la oportunidad y lo encerraron. Al menos eso se deduce. No se preocupen, no les estoy arruinando el documental.

Es difícil llegar a imaginar la sensación de impotencia, rabia y desesperación que da el estar preso 18 años por un delito que no se cometió. Pero lamentablemente esto no sólo le ha pasado a Steven Avery, sino que a lo largo de la historia de la ley se han cometido muchas injusticias en el nombre de ella. Pero lo que va más allá de todo raciocinio humano y finalmente nos hace entender que el mundo está definitivamente podrido, es que Steven Avery una vez libre de toda culpa y a punto de ser recompensado monetariamente por la injusticia cometida, se ve nuevamente involucrado en otro delito, pero esta vez, en un homicidio. La policía vuelve a clavar sus garras en él y al igual que la primera vez no le da el beneficio de la inocencia. Todo quienes lo llamaron héroe tras salir en libertad, le dieron la espalda. Los políticos que una vez se sacaron fotos con él diciendo que ojalá nadie vuelva a ser juzgado injustamente, lo llamaron rápidamente monstruo y sólo sus padres permanecieron estoicamente a su lado.

Todo quienes lo llamaron héroe tras salir en libertad, le dieron la espalda. Los políticos que una vez se sacaron fotos con él diciendo que ojalá nadie vuelva a ser juzgado injustamente, lo llamaron rápidamente monstruo.

Making a Murderer consta de 10 desgarradores capítulos que mezclan el formato de entrevistas y evidencias reales usadas en el caso como audios y vídeos. En un principio se narra la historia de Steven, luego se muestra cómo se arma el caso para finalizar con el juicio donde veremos en acción los abogados, viendo cómo son en realidad los juicios norteamericanos con un jurado y un juez. Muy similar a lo que se ve en las películas.

Making a Murderer da impotencia desde distintos niveles. Desde ponerse en el lugar de Steven y pensar qué pasaría si uno fuera juzgado injustamente. Pero también se ve un abuso mayor, que es la manipulación de la verdad. Nosotros podemos ver un verdadero interrogatorio. Vemos cómo les sacan falsas verdades a las personas, tras horas de acorralarlas y tenerlas contra la espada y la pared. Teniéndolas tan confundidas y agotadas mentalmente que les dicen lo que quieren escuchar para que los dejen en paz. Y solo quienes tienen una destreza mental mayor se pueden mantener firmes ante tales feroces interrogatorios. Duele ver como abusan de aquellos que han tenido menos oportunidades de estudios como los Avery.

Finalmente lo interesante del documental es preguntarse si Steven efectivamente cometió el homicidio. Para mí la historia está muy clara, pero otros pueden tener una duda razonable y a medida que avanzan los capítulos se van mostrando evidencias que se inclinan hacia un lado y otro. ¿Será culpable? ¿Inocente? Lo único claro es que en más de algún momento da una rabia incontrolable contra la policía, los jueces y los abogados.

No se lo puede perder. Es un documental que no se olvidará fácilmente. El primer capítulo está disponible en Youtube abierto para todas las personas, con o sin cuenta de Netflix: ver acá.

Making a Murderer está disponible en Netflix

More from Cata Wallace

Ranking de las máscaras más terroríficas del cine

Las máscaras dan miedo, no es una pregunta, es una afirmación. Al...
Read More