Lo bueno, lo bonito y lo malo en series del 2016

En los últimos años las series han estado dando grandes sorpresas en la pantalla chica, a veces incluso más que las películas en el cine. Y el 2016 fue un muy buen año para las series. Se sumaron grandes estrellas a importantes producciones teniendo la oportunidad de tener incluso a actores como Anthony Hopkins, John Turturro y no tan célebre pero no por eso menos importante Jeffrey Dean Morgan. A continuación hacemos un recuento de lo mejor del año, les contamos a quiénes darle una oportunidad, a quienes mejor ni mirar y despedimos a los que no volverán.

Grandes aciertos

Stranger Things
Una de las grandes revelaciones de este año y se lo debemos a Netflix. Stranger Things logró que los 80 volvieran a estar de moda. La serie nos cautivó con sus personajes, sobre todo Dustin (Gaten Matarazzo), Eleven (Bobby Brown) y la legendaria Wynona Ryder. Y nos recordó memorables películas como ET, Cuenta Conmigo y The Goonies.
 
 
 
Westworld
Sin duda esta producción de HBO fue uno de los grandes aciertos del 2016. Westworld tuvo un elenco de actores nunca antes visto en una serie, contando hasta con la presencia de Anthony Hopkins, Ed Harris y Thandie Newton lo que en otro tiempo pudo haber sido impensado. También el tema que trata y la forma en que lo hace era ambicioso, un western mezclado con ciencia ficción que solo Jonathan Nolan y Lisa Joy podían sacar adelante. Aunque la serie tiene un ritmo más lento de lo que estamos acostumbrados, vale la pena verla con detención y sin duda estaremos esperando la segunda temporada que promete sangre.

The People v. O.J. Simpson: American Crime Story
American Crime Story de FX tenía todo a su favor para ser un éxito. La serie está basada en un crimen real de quien su principal sospechoso es OJ Simpson, una estrella de fútbol americano. Trata controversiales temas como el racismo, el machismo, la violencia policial, las fallas del sistema judicial y la parcialidad de los noticieros que más que informar pareceren querer montar un espectáculo. Además cuenta con un gran elenco donde sobre todo se lucen Sarah Paulson interpretando a la fiscal Marcia Clark y John Travolta como el abogado de OJ.

The Night Of
Otra producción de HBO que no defraudó. The Night Of está basada en la serie criminal británica Criminal Justice. Aunque la historia de esta serie puede sonar repetida lograron hacer de ella algo único mezclando problemas de discriminación racial y de las fallas humanas en las investigaciones de los crímenes. Quienes se lucieron en esta producción fueron Riz Ahmed y John Turturro con sus actuaciones que los llevaron a estar nominados a los Golden Globes.

Black Mirror
Esta es una de las grandes revelaciones de este 2016. Quienes tuvieron la fortuna de verlo antes que saliera en Netflix no fue una sorpresa la alta calidad de la serie, pero para quienes no sabían de la existencia de Black Mirror fue toda una revelación. La tercera temporada fue auspicio de Netflix (muchas gracias), y se puede notar la diferencia con las otras dos temporadas que tienen un tono más británico, mientras que la última cuenta con otro ritmo un poco más rápido y con más presupuesto lo que les permitió además tener destacados actores. Pero todas las temporadas son igual de buenas. Sin duda uno de los buenos regalos del 2016.

The Walking Dead
Ya vamos en la séptima temporada de esta serie de zombies y nos preguntamos si todavía nos puede sorprender. La respuesta es sí. Ya hemos visto pasar varios villanos pero Negan (Jeffrey Dean Morgan) tiene algo especial. Es cierto que mató a dos personajes queridos, pero aún así tiene algo carismático que a ratos hace difícil odiarlo. No sé ustedes pero hasta me he reído con sus bromas. Todavía falta la segunda temporada que se estrena en febrero, pero aún así hasta ahora a sido una buena temporada.

Sherlock / The Abominable Bride
Sherlock desata pasiones quizás es gracias a Benedict Cumberbatch quien tiene una larga lista de admiradores, pero aún así esta serie tiene méritos propios. Traer al siglo XXI a un personaje literario de finales del siglo XIX no es tan fácil, menos para los puristas seguidores de sir Arthur Conan Doyle y a pesar de todo lo consiguieron. Es que Cumberbatch y Martin Freeman hacen una gran dupla como Sherlock Holmes y Dr. Watson. El 2016 tuvimos la suerte de tener un episodio especial que nos prepara para la siguiente temporada de la serie. Lo especial de esta edición es que mezclan pasado y presente, un Sherlock victoriano con uno moderno en un mismo capítulo, agregándole además, misterio, fantasmas, asesinatos y sangre. Tuvo algunas fallas al final, pero a esta serie se le perdona todo.

Merecen una oportunidad

3%
Esta es la primera producción original de Netflix hecha en Brasil y lo hicieron bastante bien. Para quienes no la han visto la serie recuerda en algo a la película Los juegos del hambre; se trata de una sociedad que vive en la pobreza y los crímenes sobran. Quienes viven acá al cumplir 18 se someten al «proceso» que es una serie de pruebas e interrogaciones que determinan si esos candidatos continúan viviendo en esa sociedad o pasan a vivir a una isla con una sociedad perfecta, pero donde la gente no puede tener hijos.

The Exorcist
Era una producción arriesgada. Nadie esperaba una serie basada en la historia de El Exorcista porque quizás no era necesaria. Es tan legendaria la película que la vara estaba muy alta para la serie. Pero aún así corrieron el riesgo en FX y para sorpresa de muchos lo lograron. Usan unos buenos recursos de posesión, pero a modo de opinión personal Geena Davis no se luce tanto como podría, pero Ben Daniels (Father Marcus Keane) y Hannah Kasulka (Casey Rance) lo hacen bastante bien.

Billions
Por muy poco esta serie podría estar en la lista de quienes no brillaron en el 2016, pero tres cosas la salvaron de estar en esa lista. La primera es que hay que admitir que es entretenida, la segunda razón son sus actores Damian Lewis (Homeland) y Paul Giamatti (The Illusionist) quienes hacen de enemigos y les agregan un sabor extra a la serie. Y por último es un final que promete una segunda temporada de temer o al menos esperamos que sea así. ¿De qué se trata? Lewis es un multimillonario a quien el fiscal federal (Giamatti) comienza a investigarlo por corrupción y quiere atraparlo a toda costa. Pero como todo millonario, tiene más de una carta bajo la manga.

Channel Zero
Para todos los fanáticos de creepypasta, Channel Zero fue su serie del 2016. Creada por Syfy esta serie toma mitos de internet (creepypasta) y los transformó en una mini serie donde cada temporada tratará una historia distinta. La primera es Candle Cove, sobre una serie de televisión de piratas que cuando aparecía los niños comenzaban a desaparecer. Un acierto la serie, aunque no ha llegado a Latinoamérica.

Quienes no brillaron

Designated Survivor
No tenemos problemas con Kiefer Sutherland, de hecho nos cae bien. Pero él como actor tiene un problema, ¿por qué el único rol que puede interpretar es el de Jack Bauer en 24? Desde entonces todos sus personajes tienen el mismo todo de intriga y urgencia que si algo no se hace al instante, algo va a explotar, todos van a morir y él es el único que los puede salvar a todos. Y eso estuvo bien para 24, pero las series nos han demostrado que pueden mostrarnos una diversa gama de escenarios, emociones, situaciones y personajes que en realidad ver a Kiefer Sutherland haciendo de Jack Bauer incluso en Designated Survivor, donde se supone que interpreta a un político, cansa un poco. Aun así la serie entretiene y cumple su misión, quien falla es el protagonista.

Mr. Robot
Lamentamos que esta gran serie se encuentre en esta lista. Mr Robot en su primera temporada nos alucinó con su hacker con fobia social, Rami Malek fue un gran descubrimiento. Pero esta segunda temporada el argumento estuvo flojo, perdió esa intensidad intelectual que tenía la primera e incluso la dirección falló. Creo que el deterioro de la calidad se debe a que Sam Esmail, el creador, se entusiasmó con la serie y quiso dirigir todos los capítulos de la segunda temporada y también escribió todo el guión. Quizás si hubiera compartido el mando hubiera tenido tiempo para mejorar la calidad.

Quienes no volverán

Penny Dreadful
Para los fanáticos de esta serie es una de las grandes perdidas del 2016. Ya nos quitaron Hannibal y ahora fue el turno de Penny Dreadful que fue totalmente inesperado. La serie todavía le quedaba al menos una o dos temporadas más, muchos personajes por explorar y sin mayor aviso cierran la serie con una débil tercera temporada y un final que a pocos dejó satisfechos. No era la forma de cerrar una serie de ese nivel, aun cuando su audiencia haya sido baja la calidad de la serie era demasiado buena para que terminara así. Siempre recordaremos a esa intensa Vanessa Ives (Eva Green) y sus oscuro y a la vez luminosos grupo de amigos.

The Fall
Otra serie que nos deja, pero al menos en este caso tenemos el consuelo de poder darle el cierre que se merece todo gracias a Netflix. Si en 50 sombras de Grey vemos a un Jaimie Dornan que no se luce en nada, tal vez por lo mala que es la película, en The Fall lo vemos en su mejor forma, siendo un carismático psicópata siendo perseguido por Gyllian Anderson quien últimamente se ha lucido en sus roles. Aún así la tercera y última temporada es algo inesperada y quizás se esperaba otro final, pero esa es una de las virtudes de las series británicas en las que la realidad prima por sobre la ficción, aun cuando eso signifique no darle en el gusto a los espectadores que están endulzados con el estilo norteamericano.

Por favor no vuelvan

The OA
Una producción original de Netflix recién estrenada, que se suma para cerrar el 2016. Lamentablemente no es lo que esperábamos, aunque para ser sinceros no sabíamos bien qué esperar. The OA es una serie que mezcla el drama, fantasía y ciencia ficción pero su ambición hace que fracase en el intento. Los primeros capítulos cautivan porque simulan contar una historia alrededor de una fogata, pero el final de esa historia es decepcionante. Con una temporada nos basta y sobra. Está bien, no todo lo que toca Netflix es oro.

American Horror Story Roanoke
Se estrenó la sexta temporada de American Horror Story pero ya empieza a sonar a chiste repetido. Quizás hasta la cuarta temporada en Freak Show estaba todo bien con algunas caídas, pero hey nadie es perfecto. Hasta que llegamos a la quinta temporada con Hotel y ahora Roanoke que, en mi humilde opinión, dejan mucho que desear. Los giros de las historias son cada vez son más rebuscados y sin sentido. No provocan nada, ni susto ni entretiene. Solo aburre.

Otros estrenos del año

¿Y ustedes? ¿Qué fue lo mejor y peor de su 2016?

More from Cata Wallace

Glitch, vuelven los resucitados pero en Australia

En Glitch volvemos a encontrar una serie que trata el tema del...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*