La oscuridad como personaje en Dead Silence

Poster de la película Dead Silence dirigida por James Wan y protagonizada por Ryan Kwanten, Amber Valletta, Donnie Wahlberg
7 Calificación
7

Dead-Silence-Interior Esto está escrito para quienes han visto Dead Silence, para quienes terminaron por reafirmar lo tétrico que puede llegar a ser un ventrílocuo, para quienes saben a lo que me refiero cuando escribo now who’s the dummy? y para quienes se saben esta rima de memoria: Beware the stare of Mary Shaw. She had no children only dolls. And if you see her in your dreams, do not ever, ever scream. Dead Silence, película del talentoso director de terror James Wan, trata la historia de Jamie Ashen (Ryan Kwanten), un hombre acusado por la muerte de su mujer que debe averiguar quién es el verdadero culpable de ese asesinato. Lo único que tiene como pista es un muñeco de ventrílocuo, proveniente de su pueblo natal Ravens Fair.

Lo especial en Dead Silence es que todos los elementos cumplen un rol terrorífico, desde los muñecos, pasando por los personajes que carecen de luz hasta la lúgubre atmósfera. Sin ir más lejos el papá de Jamie, interpretado por Bob Gunton, está en silla de ruedas en una casa victoriana donde prácticamente no hay luz o la mujer del sepulturero Henry Walker (Michael Fairman), que está loca, pero es la única que sabe la verdad, también hace su aporte sombrío a la película. Y para qué hablar de Mary Shaw cuando la muestran viva…

Este proyecto de Wan fue pensado para asustar a la “old fashion way”. Sin grandes efectos especiales y con esos tradicionales sustos que se ven venir, que están latentes, esperando que el protagonista caiga en la trampa. Como en la primera escena cuando Jamie se acerca a la cama y saca la sabana que tenía su mujer encima. O cuando Henry Walker se mete debajo de la casa buscando a su mujer; sabemos que viene un susto gigante, lo sabemos, pero no podemos evitar saltar cuando finalmente ocurre. Lo que hace que el espectador caiga con estos sustos tan evidentes es la atmosfera creada de antemano. Casi no hay música en esos momentos y como el silencio es predominante aumenta la tensión y el tiempo pareciera pasar en cámara lenta, dejando al espectador atrapado en la intriga.

Pero existe otro protagonista en esta película, que el espectador a simple vista no se percata que está presenta. Y es esa oscuridad casi tangible, como ocurre también con la película El Aro y de una forma similar en Silent Hill. Dead silence está grabada con un tono un poco azulado y con un efecto de los tonos sepias que dan una sensación de vejez en la cinta. Casi como si esta historia fuera real pero pasara en algún pueblo maldito, en otro tiempo, en otro mundo, pero muy parecido al que conocemos. También hay mucho rojo, el color favorito de Wan. Esta misma oscuridad es la señal que da la clave de lo que se puede esperar de la película. Es decir, no hay luz de esperanza, no hay posibilidad que esto termine bien y eso el espectador lo intuye.

Finalmente quería compartir una inquietud. Soy solo yo o a alguien más le recuerda el personaje de Mary Shaw al demonio la “Novia de negro” de Insidious e Insidious 2? Bueno, ambas películas fueron hechas por el mismo director. Pero al parecer hay mucha reutilización de personajes. Porque también James Wan, es el mismo director de Saw y para quienes son observadores ya se habrán dado cuenta que cuando aparece la escena de la pared con todos los muñecos de Mary Shaw, también está el muñeco de Saw que coincidentemente también se llama Billy como el muñeco protagonista de Dead Silence.

Ficha Técnica Dead Silence:

Título: El Títere
Título Original: Dead Silence
Director: James Wan
Elenco: Ryan Kwanten, Amber Valletta, Donnie Wahlberg
País: EEUU
Duración: 89 minutos

Detrás de cámaras, en la grabación de Dead Silence

More from Cata Wallace

American Gods, dioses, Fuller y Gaiman

Quienes conocen a Bryan Fuller, creador de series como Pushing Daisies o...
Read More