John Carpenter: 4 Escenas Memorables

Poster de la película Christine

Cuando hablamos de Carpenter no nos referimos a Karen y Richard Carpenter, ese dúo que cantaba tan melosamente hace unos 35 años atrás sino a John Carpenter, ese gran maestro del cine de terror que nos empezó a deleitar con grandes obras como “Halloween” allá por los 70s y siguió hasta la que, por ahora, fue su última película: “The Ward” en el año 2010. Acá armamos una selección de 4 escenas memorables de sus películas:
 

Halloween (1978)

Opening.
El “Plano-secuencia” es definido como una toma sin cortes en un período determinado. Imaginar rodar esto, en 1978, cámara en mano, creando un recorrido que incluyen cambios de iluminación (exterior a interior y viceversa), movimientos que ayudan a entender que el sujeto se esconde, piensa, se atreve y hasta se nos hace posible percibir la sensación de gozo, si se quiere, cuando Michael mira su mano en el momento que está asesinando a su hermana mayor. Todo esto sumado a la música que provoca que se te pongan los pelos de punta desde el primer minuto, es lo que hacen de ésta una escena alucinante.
 

 

They Live (1988)

Pelea.
Yo se que más de uno se debe estar preguntando: ¿5 minutos de pelea porque un tipo no quiere ponerse unas gafas son realmente memorables? Bueno, sí, esta escena está acá por una cuestión importante. Es sabido que John Carpenter no hace sus películas porque sí, sino que, en la mayoría de estas, trata de crear un mensaje político o de conciencia social. Que Frank, el personaje interpretado por Keith David, no haga caso al pedido de John Nada (Roddy Piper) representa la elección de la gente a tratar de no ver lo que está debajo de nuestras narices, lo que el otro trata de mostrarnos pero por querer seguir con nuestra cómoda vida nos negamos a ver. Conclusión: “No hay peor ciego que no quiere ver”.
 

 

The Thing (1982)

Transformación.
¿Qué es esa cosa que le sale a esa persona del estómago, se transforma en otra cosa y MacReady (en otro momento hablaremos de la obsesión de Carpenter con Kurt Russell) se encarga de incendiarla? Esa cosa es la cosa, sí, literal. The Thing es una película que no adquirió la buena crítica que merecía en su momento pero que, con el correr del tiempo, se transformó en una película reconocida y de culto para los amantes del terror, como vos, como yo. Dos cosas totalmente maravillosas de esta escena, los efectos especiales, bizarros para el 2016 pero imponentes para el año 1982 y la frase del final al ver esa cosa con patitas y una cara no muy agradable: “You gotta be fu***ing kidding me”.
 

 

Christine (1983)

Muerte de Moochie.
Carpenter consigue algo fantástico en esta película que es lograr que el Plymouth Fury rojo salvaje modelo 58 sea el verdadero protagonista, no Arnie Cunningham (el personaje interpretado por Keith Gordon), si no el auto. Esta escena tiene mucho de esto, Christine esperando, Moochie (Malcolm Danare) preguntando si es en realidad Cunningham el que está adentro del auto, las luces prendiéndose de repente, el asedio mientras Moochie corre para terminar con Christine entrando en un espacio demasiado angosto para terminar asesinando a su verdugo, el mismo que la había maltratado días antes.
 

 
John Carpenter, con sus altibajos, es uno de los mayores exponentes del cine de terror y esto es solo una parte de lo que nos dió. ¿Vos?, ¿qué escena agregarías?
 

Written By
More from Pablo Enriquez

Ciencia Ficción, Películas para iniciarse en el género

La Ciencia Ficción, como otros tantos géneros, tiene sus orígenes en la...
Read More