Inframundo, la eterna guerra de vampiros y licántropos

Poster de Inframundo dirigido por Len Wiseman y protagonizado por Kate Beckinsale, Scott Speedman, Shane Brolly
4 Calificación
4

Amigos de Be Afraid, en esta ocasión vengo a hablarles de Inframundo, una particular saga de vampiros, que si bien nunca le di una oportunidad real por la pésima crítica que tenía, recientemente me dediqué a verla para con mi deber vampírico de esta página.

Comenzaré por decir; que no es tan terrible como pensaba. Es más, disfruté bastante las entregas como medio de entretención. Ahora, si apuntamos al valor cinematográfico de las películas de Inframundo, creo que más de una cabeza rodaría y uno que otro guionista y director terminaría empalado por el mismo Vlad Tepes.

La historia se centra en Selene (Kate Beckinsale), una especie de vampiro guerrera que defiende su clan de los viciosos y bestiales hombres lobo. Todo esto por debajo de las narices humanas pero en completo secreto. Una guerra de cientos de años entre ambas razas que estaría por llegar a su fin…

Resulta que estos hombres lobos están tras la pista del único descendiente directo del padre de ambas razas; un humano que sería la clave para la creación de un híbrido, es decir, un vampiro-lobo y este es nada más que el desabrido coprotagonista que nadie entiende por qué fue casteado para este papel, Michael Corvin interpretado por Scott Speedman.

Michael junto a Selene vivirán el romance menos espontáneo y más forzado del género, algo así como flechazo a primera vista, pero sin nada de química ente ellos. Una relación completamente prescindible para el desarrollo de la trama, pero que de todos modos está ahí.


 
Ambos terminarán enfrentados tanto a hombres lobos como vampiros. Entre traiciones y mucha, mucha interesante historia de los orígenes de estas criaturas. Debo recalcar que hablo en serio cuando digo que la historia es muy interesante, quizás no fue ejecutada de la mejor manera, pero es bastante efectiva en dejarte pendiente y guarda mucho más potencial del que aparenta.

Por otro lado, está la guerra y su origen de las diferencias entre las razas hermanas. Se remonta prácticamente a un capricho que no le envida nada a Romeo y Julieta, si… es lo que están pensando; un lobo se enamoró de una vampira y este drama shakesperiano se convierte en una guerra de siglos, que por algún extraño motivo se reduce a peleas con armas de fuego… (¡¿Qué?!) Si, criaturas sobrenaturales, con súper fuerza, súper reflejos, súper velocidad y autocuración acelerada, pelean con pistolas. Y esto es algo que no aun no llego a entender, llámenme anticuado pero pónganle un sable a Kate Beckinsale en la mano y esto sube al menos dos puntos.
Underworld-Evolution
En la segunda entrega Underworld Evolution, la cosa decae, quizás porque el desabrido coprotagonista tiene un poco más de protagonismo y el absurdo inverosímil romance continúa desde el mismo punto que quedó en la película pasada. Llamémosle Romeo y Julieta Beta; porque sí, la historia se repite como si estuviéramos en 100 Años de Soledad y ahora nuestra heroína vampira con su consorte híbrido se enfrentarán al primer vampiro y su hermano el primer hombre lobo, todo para poder consumar su amor en paz. Por supuesto que esto es más armas de fuego y bestias bizarras con alas de 7 metros. Mucho colmillo y mucho kaboom.

Aparentemente los productores se dieron cuenta que la cosa no iba muy bien. Pues la tercera película, Underworld Rise of the Lycans, es una precuela. Y aprovecharon la tan intrigante historia de amor del lobo y la vampira enamorados hace siglos que con su romance prohibido iniciaron la incansable guerra de licántropos y upires. Repito una vez más, que la historia es de lo más interesante, la película jamás será una obra maestra pero es sin duda superior a las anteriores (Me juego bastante al decir que se lo adjudico a que NO HAY ARMAS DE FUEGO). La trama explica también cómo los lobos pasaron de ser bestias indomables a poder transformarse en humanos a voluntad y cambiar a lobo nuevamente y también sirve para aclarar la sucesión de eventos que llevan al inicio de la primera película. Ésta si bien no incluye al personaje de Selene, está narrada por Kate Beckinsale, el propósito no lo tengo claro…

Underworld-Rise-of-the-Lycans
Por último, Underworld Awakening. Si tuviera que escoger una sería ésta absolutamente, muy a pesar de sus falencias, es la que más disfruté de principio a fin. En esta última entrega tenemos el agrado de no verle nunca más la cara al desabrido coprotagonista, que se supone duerme en cautiverio, o está muerto, o no sabemos, o no nos interesa en absoluto.

Selene está de vuelta y despierta luego de 12 años congelada en un laboratorio de un mundo donde los humanos por fin están al tanto de la existencia de vampiros y hombres lobos y hacen todo por erradicarlos. (Debo saltar en defensa de esta película, ya que fue lanzada el 2012… en ese entonces este no era un tema tan recurrente, ¿o si?). En fin, por si fuera poco, hay una niña híbrida, hija de ambos protagonistas, que nació durante esos años de cautiverio, DIOS SABE CÓMO. Y cuando se transforma lo único que evoca a mi cabeza es un tributo a Linda Blair en El Exorcista, pero se los perdono por el esfuerzo a los guionistas. Lo que si le aplaudo a los productores es incluir a la deliciosa de ser humano Theo James, como el vampiro David: contraparte masculina de Kate en esta entrega. Y aunque estoy seguro de haber visto saltar chipas de amor entre ambos personaje, nada ocurre entre ellos (buen trabajo guionistas, 3 entregas de amor pasional sin sentido ni fundamentos, pero cuando de verdad hay onda no pasa nada… sin comentarios).

Escena de Underworld Awakening con  Theo James, como el vampiro David
 
Bueno finalmente todo se reduce a hombres lobos en esteroides debido a los genes híbridos y una vez más todo se devuelve a la pugna interminable entre vampiros y licántropos. Ya que eran ellos mismos quienes estaban detrás de los laboratorios e investigaciones y los humanos realmente no tenían nada que ver. No hay conspiración gubernamental, no hay illuminatis experimentando con criaturas fantásticas. Solo un doctor hombre lobo que se hace pasar por humano para matar vampiros y hacer invencibles a los hombres lobos como la raza superior que nunca han sido y nunca jamás serán.

Para finalizar, me enteré de que el próximo año una nueva entrega saldrá a la luz. Esta vez sin Kate, pero manteniendo al irresistible pan de azúcar; Theo James en su rol de David y nada más y nada menos que buscando al aborrecido co-protagonista desabrido que se supone anda suelto por ahí en algún lugar al que nadie más le interesa. Estaré pendiente de mantenerlos al tanto con esta saga vampírica que sin duda apaña para un domingo aburrido en la cama con comida chatarra, pero bajo ninguna circunstancia amerita ir a ver en la gran pantalla.

Ficha Técnica de Inframundo:

Título: Inframundo
Título Original: Underworld
Director: Len Wiseman
Elenco: Kate Beckinsale, Scott Speedman, Shane Brolly
País: EEUU | Reino Unido | Alemania | Hungría
Duración: 121 minutos

Written By
More from D. H. Vil.

From Dusk Till Dawn: reviviendo un clásico

Amigos de Be Afraid, he estado poniéndome al día con la gran...
Read More