Incident in a Ghostland, una desagradable pesadilla

Incident in a Ghostland dirigida por Pascal Laugier y protagonizada por Crystal Reed, Mylène Farmer, Anastasia Phillips
5 CALIFICACIÓN
5

Pesadillas dentro de pesadillas dentro de pesadillas. Cada una más sórdida que la otra, cada una más insoportable de ver no solo por tener estómagos sensibles sino que también por la gratuidad de la violencia que no se justifica bajo ningún fin de la historia que no sea para espantar al espectador. El francés Pascal Laugier es el director de Incident in a Ghostland, a quienes algunos conocerán por sus películas como Martyrs donde lleva el gore a otro nivel o también por The Tall Man una película que se enmascara de terror.

En Incident in a Ghostland los esfuerzos del director no dan buenos frutos. Todo comienza con una madre y sus dos hijas que se mudan a una casa abandonada de la reciente fallecida hermana de la madre que antes de llegar tienen un breve encuentro con un camión de dulces en la carretera. Lo que les espera es una tétrica casa, llena de muñecas estilo Annabelle solo que peor. Y como todo lo hacía presagiar, algo iba a salir mal y por supuesto estas mujeres son atacadas por dos psicópatas. De ahí hay saltos en el tiempo, en la narración, en la realidad, en los sueños y ya no sabemos bien qué es lo real y que no, solo sabemos que estamos atrapados en la película igual que sus protagonistas y queremos escapar lo antes posible porque lo que estamos viendo no nos agrada.

Hay menciones innecesarias al pobre H. P. Lovecraft que lo sacan al baile quizas para darle peso a la película, pero claramente no da resultado, como tampoco el confundirnos con los saltos de tiempo ni con las realidades.

Ficha Técnica de Incident in a Ghostland:

Título: Pesadilla en el Infierno
Título Original: Incident in a Ghostland
Director: Pascal Laugier
Elenco: Crystal Reed, Mylène Farmer, Anastasia Phillips
País: Francia | Canadá
Duración: 91 minutos

Written By
More from Macarena Díaz

The Strangers Prey at Night, nada nuevo bajo la máscara

Las segundas partes nunca son una buena idea. Sino preguntemosle a los...
Read More