Hannibal, el macabro Doctor Lecter

Poster de la primera temporada de la serie Hannibal

Hannibal-Interior

Hace una semana me propuse ponerme al día con la segunda temporada de la serie de NBC, Hannibal. Para quienes no sepan de ésta, les cuento que está basada, por supuesto, en el exitoso libro de Thomas Harris, el Dragón Rojo, que sirve de precuela para El Silencio de los Inocentes y que además inspiró una película protagonizada por Anthony Hopkins y Edward Norton. Si bien la serie no sigue los eventos del libro a cabalidad (para hacer la trama más televisiva), mantiene los personajes principales y los conflictos de la historia original.
 
Ahora, volviendo a lo que nos concierne, la serie de Hannibal se encuentra a unos capítulos de terminar su segunda temporada. Y si bien disfruté el año pasado con la primera (a pesar de las críticas de algunos fanáticos de corazón de la interpretación de Hopkins) no fue hasta ahora que caí rendido ante esta serie. Tuve la suerte de que esperé algunas semanas desde el estreno de temporada y pude deleitarme con un shot de 10 capítulos al hilo. No habría soportado la tensión entre uno y otro. Honestamente porque el trabajo de guión en esta temporada ha sido maravilloso desde comienzo a fin.
 
Ya no es solo un thriller psicológico, si no que constantes enfrentamientos cara a cara con el psiquiatra y asesino caníbal Hannibal Lecter han llevado la serie un escalón más arriba en lo que es suspenso televisivo. Los capítulos se han vuelto realmente escalofriantes y debo admitir (espero sin mucha vergüenza) que he saltado del susto al menos un par de veces por capitulo. A esta fórmula hay que sumarle el gore perfectamente logrado y agradecer una estética visual ejecutada de manera muy cuidadosa y de la mano de una fotografía hermosa; resultando todo en un festival del morbo con mucha clase y elegancia.
 
Sin duda recomendable para cualquier amante del género y el suspenso. No es necesario que hayan leído los libros o visto las películas. Esta serie se disfruta por su buena producción e interesantes interpretaciones de cada uno de sus protagonistas. El encanto de Mads Mikkelsen como el psicópata doctor Lecter provoca un amor/odio imposible de rehuir. Un asesino cruel despreciable y calculador, y a la vez un excepcionalmente culto y prodigioso psiquiatra que se las arregla una y otra vez para burlar la ley y mantener al FBI mordiéndose la cola mientras buscan a un asesino que se encuentra nada más y nada menos que frente a sus narices.
 

 

Written By
More from D. H. Vil.

Ouija, hablando con los muertos

Amigos de Be Afraid, tuve el agrado de asistir esta mañana a...
Read More