Los mejores filmes de terror basados en novelas de Stephen King

Ranking Be Afraid de los mejores filmes de terror basados en novelas de Stephen King

Si existe una autoridad en el género literario de terror y, por qué no decirlo, en el cinematográfico del mismo género, ese es Stephen King. Nacido en 1947 en Maine, Estados Unidos, este profesor de literatura desde niño se vio fascinado por lo fantástico, escribiendo ensayos a temprana edad. Su primera novela “Carrie” (1974) fue un éxito inmediato, comenzado así una prolífica carrera de escritor en la que se cuenta la no despreciable cifra de alrededor de 50 libros editados, entre novelas y cuentos, firmados tanto con su nombre como con pseudónimos.

Acá les dejamos este ranking con lo que a nuestro juicio son las 11 mejores películas basadas en novelas y cuentos de Stephen King. Pueden estar o no de acuerdo con nosotros, y es precisamente la idea. Esperamos sus comentarios, que lo disfruten.

1. El Resplandor (The Shining)

El número uno no podía ser para otra cinta. Aunque ojo, esta película tiene características bien especiales que les queremos contar. Pero primero, la película: Jack Torrance consigue el empleo de ser el cuidador del Hotel Overlook en temporada de invierno, por lo que se lleva a su esposa e hijo. El pequeño Danny tiene lo que se llama “el resplandor”, que es una capacidad de comunicarse telepáticamente y poder predecir acontecimientos. El hotel ejerce su poder sobre Jack tal como lo hizo con un cuidador anterior y hará que trate de asesinar a su familia.
La película dirigida por otro maestro del cine, Stanley Kubrick, fue estrenada en 1980 acaparando inmediatamente la atención del planeta. Este es uno de los pocos ejemplos, y quizás el más importante, en que la película supera al libro. La razón principal de ello es que el filme no es fiel a la novela, muy por el contrario, Kubrick mantuvo la base y la idea pero cambió muchas cosas, final incluido. Se cuenta que Stephen King (*) estaba tan enojado con la adaptación de Kubrick que desde ese año en adelante exigió ser Productor Ejecutivo de cada libro de su autoría que fuese llevado a la pantalla grande. El Resplandor es reconocida como una de las grandes películas de la historia y tiene más que merecido el número 1 de nuestro ranking.
 

(*) El director Mick Garris en el año 1997 estrenó una mini serie de 3 capítulos llamada “El resplandor”, del cual se dice fue de todo el gusto de King. La serie ganó dos premios Emmy ese mismo año y también obtuvo otros premios en otras nominaciones tanto para el casting (Rebecca de Mornay es la protagonista) como para la dirección.

2. Carrie (1976)

El número dos se lo lleva la increíble producción a cargo del director Brian De Palma, siendo ésta la primera novela escrita por King y la primera adaptación cinematográfica de sus obras. Aparte de ser fiel a la novela, “Carrie” destaca por la dirección de De Palma: en los últimos 20 minutos de filme juega a dividir la pantalla para mostrarnos en una mitad un primerísimo plano de Sissy Spacek poseída y ensangrentada, mientras que en la otra mitad se muestra todo el horror que sufren los asistentes que se burlaron de ella muriendo quemados y pisoteados. La secuencia es larga, y las escenas se suceden en forma vertical, tanto ascendente como descendentemente. La inocencia que raya en la torpeza, el bullying, el fanatismo religioso, y una gran cantidad de buenas intenciones que se van al carajo, conforman esta película redonda, con una calidad de filmación comparable a lo que hizo el mismo De Palma años después con “Vestida para matar” y “Doble de cuerpo”. Los papeles son impecables, podemos reconocer a John Travolta y Nancy Allen en el reparto, y el filme es un verdadero clásico de terror. Hay personas que aún les cuesta ver la imagen final.
El remake homónimo del 2013 no le llega ni a los talones a la original.
 

3. Misery

Un conocido novelista sufre un accidente automovilístico siendo rescatado por una mujer que resulta ser la fanática “número uno” de la novela más famosa del escritor. Ella le pide que escriba una nueva historia de la misma saga solo para ella, al momento que va haciendo lo necesario por mantenerlo incapacitado.
Misery le valió el primer y, hasta el momento de la publicación de este artículo, único premio Oscar de la Academia a Kathy Bates por su papel protagónico. Relación enfermiza, obsesiva, violenta y a la vez con derroche de amor son los condimentos perfectos para que un hombre sin posibilidad de valerse por sí solo se sienta denostado, sometido e incluso violentado físicamente por esta mujer que reclama amor. La película fue estrenada en 1990 bajo la dirección de Rob Reiner (“Cuenta conmigo”), mientras que el papel del novelista está a cargo de James Caan. Es fiel al relato de King, y “Misery” se sigue recordando por la escena en que la mujer fractura uno de los pies del escritor para mantenerlo postrado y obligado a terminar la novela “a pedido”. Notable.
 

4. La Niebla (The Mist)

Que película más extraña e inclasificable. ¿Ciencia ficción? Sí. ¿Terror? Mmm un poco. ¿Thriller? ¡Sí! ¿Drama? Definitivamente… “La Niebla” (no confundir con “The Fog” de John Carpenter) es un film que sabe provocar angustia, rechazo, asco y te deja un sabor demasiado amargo en la boca. El típico pueblo de los relatos de King (¿Maine?) perdido en los Estados Unidos se ve de pronto ceñido por una espesa niebla que trae criaturas extraterrestres consigo, varias personas quedan atrapadas en un almacén pensando en como sobrevivir. Las criaturas son asquerosas y muy bien logradas, los pueblerinos que quedan atrapados son personajes tradicionalmente utilizados y no solo en los relatos de King: el héroe, la chica, los estúpidos, los que no creen en nada y luego se cagan en los pantalones, etc. Aparte del suspenso, la película juega con el instinto humano de la supervivencia, el fanatismo religioso, la eutanasia y el asesinato en masa. Como ya mencionamos, la película te deja por el suelo. Ah, la actriz Marcia Gay Harden ganó un Saturn Award por su papel de Mrs. Carmody. ¡Bien!
 

5. Christine

Esta es una de nuestras favoritas: Un nerd se compra un Chrysler Plymouth Fury como chatarra y lo bautiza como “Christine”. En su obsesión por recomponerlo comienza a descuidar a su mejor amigo y a la Universidad, así como también experimenta cambios de personalidad. Una noche descubre que “Christine” tiene vida propia (“Ok… muéstrame”). Dirigida magistralmente por el maestro del horror John Carpenter en 1983, la película se sustenta en que la obsesión se evidencia hacia ambos lados, es decir, no solo del humano hacia la máquina, sino que también viceversa, y eso la hace potente. La transición que experimenta el protagonista en donde deja de ser un nerd para transformarse en un tipo empoderado, es otro sello de esta película en donde la radio del auto se enciende sola, los seguros se auto-ajustan y puede transitar sin conductor por la ciudad. Un clásico de tomo y lomo. Dicen que John Carpenter la reniega, ¿será verdad? ¡Y eso que es tan buena!
 

6. IT

La primera intención con It fue dejarla fuera porque no nos dejó absolutamente nada, pero tenemos muchos amigos (ustedes mismos) que la mencionan casi como si fuera le mejor película del mundo, y sólo por eso la incluimos, pero no nos pidan que la rankiemos en mejor posición. “Pennywise” es un payaso horrible (protagonizado por Tim Curry, el mayordomo en “Clue” (1985), ¡qué clásico!) quien se aparece a un grupo de niños con el único afán de hacerlos sentir miedo, pero él no es un payaso en sí, sino que es solo el aspecto humano que tiene para mostrarse, “Pennywise” es lo que podemos denominar “la concentración de todos los miedos infantiles”. 30 años después de esa pesadilla, el mismo grupo convertido ya en adultos regresan al mismo lugar para saldar algunas deudas.
El libro tiene como 1.800 páginas y la película está concebida como “mini-serie” gringa, aunque solo esté dividida en dos partes.
 

7. La noche del vampiro (Salem’s Lot)

Aquí se nos cayó el carné. ¿Cómo no recordar esta película que exhibió TVN (no recordamos si fue exhibida en cines en Chile, ayúdennos con este dato) en horario prime de las 21:30 de esos años, observando como un niño convertido en vampiro flota en la ventana de su mejor amigo instándolo para que lo invite a entrar? Eso sí que era miedo, terror puro. Agreguémosle que éramos niños, un exitazo, no? La película es de 1979, por lo que debió haber sido exhibida en los albores de los ’80. Y nos mató. Fue exhibida en dos domingo seguidos, por lo que el día lunes siguiente a la primera parte todos en el colegio comentábamos la película. Y ahí estábamos el domingo siguiente pegados a la tele esperando la segunda parte. El filme fue dirigido nada más y nada menos que por otro maestro, Tobe Hooper, que si no le suena tiene inmediatamente ¡un uno! porque es el genio que cinco años antes había dirigido el clásico de horror “La Masacre de Texas” (The Texas Chainsaw Massacre). En los roles protagónicos están David Soul (el rubio de “Starsky & Hutch”) y James Mason. Hooper vuelve al origen del vampiro mostrándonos un bicho calcado al Nosferatu de Murnau y alejándose del Drácula “convencional” de esos años que nos mostraba la Hammer con Christopher Lee como el vampiro por excelencia.
 

8. La zona muerta (The Dead Zone)

Después de muchos años de estar en coma, un hombre despierta con un poder increíble: visualizar el futuro de una persona con solo tocarla. Esta es la trama de “La zona muerta”, película dirigida por el maestro David Cronenberg y protagonizada por un joven Christopher Walken. No se engañe con encontrar muy básica la trama, porque el tipo termina evitando una guerra nuclear. Muy fiel al libro, la película se basa en que el protagonista trata de retomar su vida y junto con ello a su antiguo amor (algo parecido a lo que ocurre en “Náufrago” (2000)) pero ella tiene una nueva vida familiar. Destaca la profundidad de Cronenberg en escarbar en los sentimientos del protagonista que la mayoría del tiempo anda con cara de quien-soy-yo-y-que-hago-aquí, y que gracias a su nuevo “don” tiene en sus manos la posibilidad de cambiar la inminente historia que atravesará el país. Un desenlace explosivo y más que merecido cierran una entretenida historia de ficción, con un chisporroteo de drama también.
 

9. Cujo

Fue la primera novela de Stephen King que leyó uno de nuestros colaboradores en su vida y, con lágrimas de emoción en los ojos, nos cuenta que era la primera vez que se enfrentaba a una literatura dura, ruda, violenta y atípicamente descriptiva para lo que había leído hasta ese entonces. La película: un hermoso perro San Bernardo que vivía en una casa que incluye un taller mecánico es mordido por un murciélago contrayendo la rabia; mientras, en la ciudad, una mujer infiel y su hijo pequeño llegan a la colina en su auto que apenas arranca para ser atendidos, momento en que empieza la pesadilla.
Cujo, que fue estrenada en 1983, tiene como eje principal la rabia del animal (gran “actuación” del San Bernardo) y la claustrofobia de la situación. Sólo le faltaron algunas escenas que rodar dada su complejidad (¿Cómo filmar que el perro se coma a su amo comenzando por los testículos?). Pero en general es muy apegada al libro. El filme no llegó ni al cine ni a los videoclubs nacionales, recién pudimos adquirirla en Argentina y un par de veces ha sido exhibida por el canal de cable Space. Permítannos lo último: Stephen King en su libro “Mientras escribo” (2000) declara que lamenta no recordar como escribió “Cujo” ya que pasaba completamente borracho, pero que sabe que es un buen libro. Nosotros también lo lamentamos.
 

10. Cementerio maldito (Pet Sematary)

Ok, de acuerdo, antes que empiecen a gritar o quieran cambiar de página, sólo imaginen cómo se viene la otra película si “Cementerio Maldito” es en la penúltima. Estrenada en 1989, esta es una de las cintas más recordadas por los fanáticos del terror de los añorados 80, pero no la convierte en la mejor. Una familia típica americana que vive en una zona rural acomodada, sufre el atropello y muerte de su hijo pequeño; sus padres le darán entierro en un antiguo cementerio indio ubicado en una colina cercana, sin saber que la resurrección del pequeño es inminente pero no de una forma normal, sino en algo totalmente malévolo. Todavía no olvidamos las escenas cuando el pequeño bandido ataca a su propia familia, la aparición del fantasma que atraviesa las cosas y el gran desenlace de la misma.
 

11. Los hijos del maíz (Children of the Corn)

Por último, Los hijos del maíz. Más que por su técnica cinematográfica y/o por su historia, esta película de 1984 la incluimos en el ranking porque es un clásico. En sus años mozos fue la película de terror que todo niño debía ver, se auto-impuso una fama de culto que no se puede explicar. En un pueblo rural de Estados Unidos unos niños asesinan a todo aquel que tenga más de 18 años; un cura trata de pedir ayuda en un pueblo vecino, pero pronto se dará cuenta que está en una trampa mortal. El filme tuvo muchas secuelas, una incluso llegó a llamarse “Children of the Corn 666”, pero todo fue basura. Véala y nos cuenta.
 

¡Y ahora, esperamos sus comentarios!

Written By
More from Daniel Bernal

Cujo: La novela pesimista de Stephen King

No puedo comenzar este artículo sin antes contar cómo llegué a Cujo...
Read More