Escape Room, un juego que ya hemos jugado

Escape Room dirigida por Adam Robitel y protagonizada por Taylor Russell, Logan Miller, Jay Ellis
6 CALIFICACIÓN
6

Hace algunos años que se popularizó la experiencia de encerrarse en una habitación con un grupo de amigos o colegas de trabajo, teniendo como meta buscar pistas en esa habitación -en un determinado tiempo- para luego poder escapar de ahí. Basándose en esa experiencia, generalmente vivida a modo de juego o para afiatar equipos de trabajo, está basado Escape Room dirigida por Adam Robitel, director de Insidious: The Last Key.

La trama es sencilla, un grupo de seis extraños son invitados a vivir este juego de escape que transcurre en el cuarto piso de un gran edificio antiguo. A medida que avanza la película no solo conocemos la historia de cada personaje y sus personalidades, sino que también van avanzando las habitaciones, siendo algunas bastante improbables de estar en un edificio, como por ejemplo un campo nevado donde las temperaturas llegan a congelar a las personas hasta un bar que está de cabeza, estando el techo en el suelo y el suelo en el techo. Lo que al principio parece ser un simple juego de acertijos rápidamente se transforma en una experiencia donde está en juego la vida y la muerte.

Aunque Escape Room es una buena idea y tiene momentos de tensión no logra que conectemos con los personajes, por lo que si hay uno más o uno menos no sentimos la perdida. Este film es divertido de mirar al principio, en la mitad se pone algo lenta y para el final termina por echar a perder lo poco que construyó en el desarrollo, ya que tiene un final bastante flojo. A ratos recuerda a películas como Saw o Would You Rather.

Ficha Técnica de Escape Room:

Título: Escape Room: Sin Salida
Título Original: Escape Room
Director: Adam Robitel
Elenco: Taylor Russell, Logan Miller, Jay Ellis
País: EEUU | Sudáfrica
Duración: 99 minutos

More from Cata Wallace

A Cure for Wellness, entre la genialidad y bazofia

Para algunos el nombre Gore Verbinski puede que no signifique mucho, pero...
Read More