Para entender a Hitchcock

Alfred Hitchcock presentando Psicosis

Alfred Hitchcock es considerado el pionero en el género de suspenso o thriller psicológico. Además de dominar las técnicas cinematográficas a la perfección, brilló en el uso de recursos narrativos que contribuían enormemente a lograr el objetivo del cine de suspenso: mantener la expectativa y la tensión en los espectadores. François Truffaut y David Lynch, son algunos de los importantes directores que se inspiraron en las obras de este ya clásico director inglés.
 
Pero para entender, o intentar entender, el origen de la mente de este creador, es necesario adentrarse en una de sus obras más significativas: Psicosis. A través de esta película Hitchcock logra amalgamar el cine de suspenso, el cine policial y el cine de terror, revolucionando por completo los géneros cinematográficos, un estilo que acunó como propio y que imprimió un sello único y muy personal a toda su obra.
 
Psicosis (1960) está basada en una novela homónima de Robert Bloch sobre un caso verídico sucedido en Estados Unidos en 1957. La historia comienza cuando Marion Crane (Janet Leight) decide huir con el dinero de la empresa inmobiliaria donde trabaja y llega al motel gerenciado por el misterioso y debilucho Norman Bates (Anthony Perkins). En ese momento pensamos que estamos viendo a la protagonista de la película hasta que es brutalmente asesinada en la ducha a los 45 minutos del film, en una escena clásica, gloriosa e inolvidable, no sólo por los primeros planos de su rostro y del cuchillo con el que es apuñalada, sino por el sonido agudo y disonante de los violines que acompañan dicha escena, poniendo los pelos de punta al espectador. El compositor Herrman Bernard contribuye con grandiosidad al éxito de la escena. Vale aclarar que se puede observar la silueta de quien empuña el arma homicida: la madre de Norman. A partir de éste suceso inesperado, sabemos que debemos estar alerta de un desarrollo escalofriante.
 
Psicosis-Casa-Psycho
Tanto Bates como la casa en la que vive con su madre son enfocados utilizando encuadres que suman a la intención de provocar terror y suspenso. La casa es mostrada con un plano general en contrapicado que la engrandece generando miedo, misterio y expectativa. Norman Bates aparenta ser un joven inofensivo y solitario, se dedica a la taxidermia y a la colección de pájaros que él mismo diseca. Podemos verlo observar a escondidas a Marion mientras se desnuda. Ella posee todas las cualidades físicas de las mujeres que Hitchcock escogía para sus películas: rubias, delgadas y bellas.
 
Tras la desaparición de Marion, la hermana y el amante deciden buscarla, de modo que ayudan a esclarecer los misterios que rodean a Bates y a su madre. Un investigador privado les informa del paradero de Marion, el cual posteriormente será asesinado por la misma asesina de Crane.
 
El misterio es revelado cuando, al preguntar al sheriff y a su mujer por la madre de Bates, estos afirman que la mujer murió hace 10 años atrás. En ese punto podemos desempolvar a nuestro extraño protagonista, un psicópata que sufre de doble personalidad y paranoia.
 
Psicosis-Portada
Norman Bates, es el esquizofrénico asesino que vive rodeado de cadáveres disecados y tiene una obsesión con el cuerpo femenino, obsesión engendrada por una relación enfermiza con su madre. Hitchcock utiliza todos estos recursos enmascarados con la inocente y tímida apariencia del protagonista. Sin embargo, todo lo que lo rodea es lúgubre y oscuro, desde el estilo victoriano de la casa de Bates y su madre, la colección de pájaros y los numerosos espejos que conforman la escenografía. No necesita mostrarnos sangre brotando a montones durante el  asesinato de Marion, comprendemos el horror en la mirada perdida de la víctima que cae moribunda mientras ve alejarse a su asesino.
 
Es a través de Psicosis es que podemos entender aquellas sutilezas que hacen de Alfred Hitchcock un director innovador y una inspiración para todas las generaciones posteriores de cineastas, con más de 50 películas en su haber. La incertidumbre, el misterio y la ansiedad que generan sus films hacen que sea considerado “el padre del suspenso”,  un apodo más que digno para Hitchcock.
 

Written By
More from Solana Garcia