Enemy, ¿profunda o pretenciosa?

Poster de Enemy dirigido por Denis Villeneuve y protagonizado por Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Sarah Gadon
9 Calificación
9

Hace algunos meses vi Enemy. Y no quise escribir inmediatamente de ella porque no es fácil escribir sobre Enemy. De hecho podríamos partir catalogándola así: es de esas películas que nadie entiende al terminar de verla. Su final es tan impactante que te obliga a tener que googlear apenas salen los créditos. Nadie sería capaz de descifrar por sí mismo la verdadera historia que ahí se está contando, y el que diga que sí es un sabelotodo insoportable.

Llegué a Enemy atraída por su elenco, protagonizado por Jake Gyllenhaal (Zodiac, Prisoners) y Mélanie Laurent (Inglourious Basterds, Beginners), y también por su director, el canadiense Denis Villeneuve, quien ya había demostrado su genialidad en el manejo del suspenso con la película Prisioners. Y lo que esperaba encontrar en ella era precisamente eso, una buena historia de suspenso que me mantuviera absorta intentando descifrar una trama engorrosa. Pero Enemy es mucho más que eso. Si bien puedes llegar a pasarte toda la película teniendo dudas tan básicas como si lo que allí ocurre es real o no, este filme te provoca además esa sensación bien maricona -que solo me había pasado con Kubrick y Lynch- que ocurre al darte cuenta que solo estás captando un mínimo porcentaje de algo enorme. Que hay otros niveles del guión que transcurren paralelos y tan profundos que, en definitiva, tu pequeñita mente no va a ser nunca capaz de entender a la primera. Películas que se presentan como un desafío a tu capacidad intelectual y que incluso ponen a prueba tu background cultural. Y está bien, se lo acepto a The Shining y a Mulholland Drive, pero cuando un canadiense del que solo has visto una película te planta este guión denso uno tiene ganas de revelarse y decir, a ver: ¿Profunda o pretenciosa?

La película va de lo siguiente: Adam (Gyllenhaal) es un profesor de historia que lleva una vida cotidiana bastante solitaria y aburrida. Hasta que se ve sorprendido por un extraño fenómeno: existe un actor de cine que es idéntico a él. Comienza entonces una búsqueda obsesiva por conocer a ese hombre, que lo llevará a cuestionarse su propia vida y a querer desear ser su doble. Lo que terminará claramente teniendo consecuencias insospechadas, que confundirán al espectador al punto de dudar de todo. No suena tan complejo, pero si les agrego que es una adaptación (bastante libre) de la novela «El hombre duplicado» de José Saramago, podrán adivinar que la trama no termina solo allí. Aquí ya tenemos dos razones poderosas para no mandar a Villeneuve a la cresta por snob: 1- Prisioners, su trabajo anterior, es una gran película de suspenso y 2- Saramago no es precisamente un aparecido.

En Internet existen varias teorías sobre su interpretación; desde que el protagonista está de patio, pasando a que es un retrato sobre la crisis de identidad masculina, hasta que muestra una sociedad bajo la dictadura de las arañas (?). Quizás haya que verla más de una vez para entenderla pero personalmente no sería capaz de verla de nuevo, una es suficiente como para quedar agotado

¿Qué podrán esperar de Enemy? Intriga, incomprensión, inquietud y frustración. Para algunos puede ser pretenciosa, y en cierta manera puede que lo sea, pero si no caen en la sobreinterpretación y les gusta este tipo de suspenso, pasará a ser una de sus favoritas. Por lo demás tiene lejos el mejor final que haya visto en una película.

Así que olvídense de todo lo que leyeron aquí porque lo entretenido es no saber nada previamente y simplemente dejar que la cabeza se vuelva loca intentando entender algo. ¡No se vale googlear antes de verla!

Ficha Técnica de Enemy:

Título: El hombre duplicado
Título Original: Enemy
Director: Denis Villeneuve
Elenco: Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Sarah Gadon
País: Canadá | España | Francia
Duración: 91 minutos
 

More from Catalina Infante

Navidad de miedo

La Navidad, y en general el fin de año, han sido siempre...
Read More