El Bebé de Rosemary (Rosemary’s baby)

Escena de la película El Bebé de Rosemary dirigido por Roman Polanski y protagonizado por Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon
10 Calificación
10

Rosemary's baby Esto es personal: El Bebé de Rosemary será para mí lejos la mejor película de terror de todos los tiempos. Fue la que me hizo empezar a amar este género años atrás, cuando era adolescente y la vi en el cable en una noche de insomnio sin saber en lo que me estaba metiendo. Dirigida por un joven Roman Polanski, El Bebé de Rosemary (Rosemary’s baby) se estrenó en 1968 y fue protagonizada por Mía Farrow y John Cassavettes, dos clásicos del cine hollywoodense en su mejor momento.

La trama podría resumirse así: Un joven matrimonio neoyorquino, los Woodhouse, se muda a un edificio frente al Central Park sobre el cual, dicen, pesa una maldición. Él, actor de teatro que sueña con llegar al estrellato; ella, una adorable dueña de casa que anhela tener un bebé. En el nuevo edificio hacen amistad con sus vecinos, los Castevet, una pareja mayor que se convierte en una especie de padres sustitutos del joven matrimonio. Es una nueva y prometedora etapa en la vida de los Woodhouse y al poco tiempo, en medio de extraños acontecimientos, la joven queda embarazada. Pero lo que debiera ser la dicha de Rosemary se transforma de pronto en una verdadera pesadilla entre fuertes dolores estomacales y una progresiva pérdida de peso. Su esposo y sus vecinos insisten en que siga al pie de la letra las recetas del doctor que le recomendaron, quien le da extraños brebajes y dudosos remedios. No pasará mucho tiempo hasta que Rosemary empiece a notar que su embarazo no es normal, y tras la llegada de un libro de brujería a sus manos, empieza a darse cuenta de que el doctor, sus vecinos y hasta su propio marido están queriendo apoderarse de su bebé, por alguna oscura razón. Eso si quisiéramos resumirla, porque esta película tiene muchas aristas y detalles que van hilando de manera progresiva un ambiente obsesivo, amenazante, paranoico y, finalmente, aterrador.

Han pasado más de 13 años desde esa noche de zapping e insomnio en que decidí ver esta película. Caí en ella atraída por su estética, seducida por el mítico corte de pelo de Mia Farrow, sus hermosos vestidos y los muebles sesenteros de ese lujoso departamento neoyorkino. Porque El Bebé de Rosemary es ante todo una película cool y su director muestra a través de esta atractiva pareja, el lujo y gusto de la clase media-alta del Manhattan de la época. Pero lo que podría ser una comedia romántica o algún drama vintage termina envolviéndote de a poco en una historia espeluznante. La frágil y delicada Mia Farrow, con su voz pausada y naíf, con su elegancia y su candidez, termina siendo la víctima perfecta, la que nos hace enfrentar uno de los miedos más profundos del ser humano: la vulnerabilidad.

Lo que tiene esta película de genial –que es lo que pasa también con El Resplandor (The Shining)– es que el terror radica en lo psicológico más que en la idea de lo diabólico. Aun cuando la trama central tiene que ver con la brujería y lo demoníaco, lo que en verdad angustia es el desamparo de la víctima. Así como en El Resplandor Wendy está sola con un marido que se vuelve loco, atrapada en un hotel en medio de la nada, Rosemary está en manos de gente que quiere hacerle daño en el momento más vulnerable de su vida. Cómo no sentir empatía con esa fragilidad. El guión va jugando con este personaje, manteniéndolo en la constante duda y paranoia, a veces dándole pequeñas esperanzas de que todo es producto de su imaginación. Ese juego es el más siniestro que alguien puede vivir, porque en la duda radica el miedo, en la duda nos volvemos frágiles, débiles, víctimas.

Y así podríamos seguir enumerando razones de por qué El Bebé de Rosemary es tan magistral: desde la belleza de su estética, hasta el manejo de los silencios, desde el espeluznante “Lalalala” de su música hasta la genial actuación de los siniestros vecinos… podríamos seguir hablando infinitamente de esta obra maestra pero hay que poner punto final en algún minuto. Solo véanla.

Ficha Técnica de El Bebé de Rosemary:

Título: El Bebé de Rosemary
Título Original: Rosemary’s Baby
Director: Roman Polanski
Elenco: Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon
País: EEUU
Duración: 136 minutos
 

More from Catalina Infante

Actividad Paranormal: Los Marcados

Queridos amantes del cine de terror: damos por iniciada oficialmente la temporada...
Read More