Drácula, el amor vampiro de Coppola

Escena de la película Drácula dirigida por Francis Ford Coppola y protagonizada por Gary Oldman, Winona Ryder y Anthony Hopkins.

En 1897 Bram Stoker publicó su novela más famosa y sobre la cual Francis Ford Coppola decidió filmar una de las mejores historias que el cine nos haya dado. Innumerables adaptaciones se han hecho sobre el Conde Drácula pero la versión de Coppola quizás sea la mejor lograda, alejándola del clásico film de terror.

La principal diferencia entre el libro y la película radica en el enfoque que se tiene sobre el conde, mientras que en el libro conocemos a un personaje oscuro y maligno en el film podemos ver a un personaje condenado a sufrir por amor.

El director reunió un elenco de primer nivel con varios puntos altos y desarrollo un estilo muy cercano a la dramatización teatral. Gran acierto priorizar los efectos de la vieja escuela prescindiendo de los efectos digitales.

Los primeros minutos son una creación absoluta de Coppola y es un breve relato que nos ubica en un tiempo pasado explicando el origen de nuestro querido conde al mejor estilo shakesperiano, generando gran expectativa para lo que está por venir.

Jonathan Harker (Keanu Reeves) está comprometido con Mina (Winona Ryder) y por cuestiones laborales debe trasladarse de Londres a Transilvania para cerrar un negocio con el Conde Drácula (Gary Oldman) quien habita en solitario un castillo bastante tenebroso. Una vez allí Jonathan descubrirá que el Conde no sólo tiene una personalidad extraña sino que su estadía va a prolongarse más de lo planeado. Cuando Drácula descubre por accidente una foto de la prometida de Jonathan se asombra del parecido con su amada Elizabetha fallecida mucho tiempo atrás. A partir de ese momento el conde hará todo lo posible por acercarse a ella y así poder vivir nuevamente ese amor perdido.

Lejos de la vestimenta oscura y solemne que conocemos del personaje principal acá hay una evolución con atuendos de colores intensos y aspectos más moderno. Si bien el film cuenta con una sola escena de sexo explícito podemos apreciar a lo largo de toda la cinta que hay varios ingredientes de contenido sexual, que generalmente se asocian con los vampiros, lo que hacen de esta película un film recomendado para jóvenes y adultos.

Uno simpatiza con Drácula, interpretado por un genial Gary Oldman quien nos conmueve con su sufrimiento en cada encuentro con la inocente Mina interpretada por Winona Rider. Por otra parte el Dr.Van Helsing personificado por Antonhy Hopkins nos hace ver la verdadera oscuridad del conde logrando que por momentos quisiéramos ajusticiar a Drácula pero sólo hasta que lo volvemos a ver sufriendo por Mina dejando visible su lado más humano.

Un film que a pesar de ser de los 90 ya puede considerarse un clásico que encanta a los amantes del drama, del terror y del romanticismo tan propio de era la victoriana.

Ficha Técnica de Drácula:

Título: Drácula
Título Original: Dracula
Director: Francis Ford Coppola
Elenco: Gary Oldman, Winona Ryder, Anthony Hopkins
País: EEUU
Duración: 128 minutos

Written By
More from David Gómez

Hipersomnia, del teatro al tráfico al cliché

Desde el trailer de Hipersomnia uno puede sentirse atraído a ver esta...
Read More