Beware The Slenderman y la generación perdida

Poster del documental Beware the Slenderman de HBO

Beware The Slenderman comienza con un relato del 31 de mayo de 2014. En Waukesha, en el estado norteamericano de Wisconsin, una chica fue encontrada acuchillada en un área boscosa. Los noticieros de Estados Unidos rápidamente empezaron a cubrir la historia: la víctima Payton (también llamada “Bella”) Leutner había sido brutalmente acuchillada y abandonada para morir. Las sospechosas eran sus amigas Morgan Geyser y Anissa Weier. Las tres chicas tenían 12 años. Interrogadas separadamente, Morgan y Anissa explicaron a los investigadores que habían sido obligadas a intentar matar a su amiga para agradar a Slenderman, un personaje de ficción de internet que ellas creían que realmente existía y que al hacer esto se las llevaría a vivir con él.

Así es Beware The Slenderman, un documental que al retratar un espantoso crimen revela cómo un mito urbano puede instalarse en la mente de jóvenes impresionables y llevarlas a practicar un acto inconcebible. Con la dirección de Irene Taylor Brodsky (nominada al Oscar por The Final Inch, de HBO), Beware the Slenderman cuenta un extraño y doloroso caso que tuvo como detonador una serie de misteriosas producciones, juegos y vídeos caseros en torno del monstruo ficticio Slenderman disponibles en internet; con un acceso sin precedentes a las familias de las dos chicas, las declaraciones y filmaciones dentro de la sala de audiencias en el Juzgado.

Bella sobrevivió a las heridas y Morgan y Anissa fueron acusadas de intento de asesinato en primer grado. Según las leyes de Wisconsin, debían ser juzgadas como adultas –sus abogados apelaron, sin éxito, para que fueran tratadas como menores–. Mientras las chicas esperaban el juicio en una casa de detención juvenil, sus padres intentaban entender qué había sucedido.

Morgan y Anissa conocieron el personaje Slenderman en internet y creyeron que atacaría a sus familias si ellas no mataban a su amiga Bella para apaciguarlo. Mostrado como un hombre alto y flaco, con un rostro sin rasgos y vestido con un traje negro, Slenderman surgió en internet en 2009 en una acción que involucraba recursos del programa Photoshop, en imágenes en que aparecía al acecho de chicos en dos fotos en blanco y negro. Visto tanto como un ser maligno como un ángel de la guarda, Slenderman rápidamente se diseminó en diversas plataformas online, e inspiró textos de ficción, trabajos artísticos, juegos y vídeos en todo el mundo.

Expertos afirmaron que Anissa manifestaba características de trastorno delirante (que hace que la persona sea incapaz de distinguir la ficción de la realidad) y Morgan fue diagnosticada con esquizofrenia infantil, pero el juez decidió que ambas deberían ser juzgadas como adultas debido a la premeditación del crimen, y esa tragedia ahora también forma parte del mito de Slenderman en internet.

Incluyendo entrevistas con expertos que ayudaron a contextualizar el estado mental de las chicas y el mito de Slenderman, el documental revela como el aislamiento adolescente, enfermedades mentales y la realidad nebulosa de internet llevaron a dos amigas a asumir esa aterradora “misión”, con consecuencias definitivas para sus vidas.

Beware The Slenderman cuenta con la dirección y producción de Irene Taylor Brodsky, producción de Sophie Harris, dirección de fotografía de Nick Midwig, edición de Gladys Mae Murphy y música original de Benoit Charest. Por HBO, el documental contó con producción ejecutiva de Sheila Nevins y producción senior de Sara Bernstein. Este canal también ha producido documentales como The Jinx.

Ficha Técnica de Beware The Slenderman:

Título: Beware The Slenderman
Director: Irene Taylor Brodsky
País: EEUU
Año: 2016
Duración: 114 minutos

More from Be Afraid

Netflix revela el trailer oficial de Mindhunter

¿Cómo nos anticipamos a la locura si no sabemos cómo piensa? Dos...
Read More