Annabelle, la muñeca diabólica

Poster de la película de terror Annabelle

Annabelle- Uno de los elementos más interesantes que puede tener una buena película de terror es esa pequeña advertencia al comienzo que dice: “Basada en una historia real”. Es un recurso que pocas veces se cumple a cabalidad y generalmente la semejanza con hechos reales es ínfima o forzada. Pero existen películas donde la historia se asemeja más de lo que uno quisiera. Es el caso de la exitosa película The Conjuring, que narra varias historias basadas en la vida real: la de la casa embrujada, la pareja de demoniólogos, el museo de objetos demoníacos y la historia de la muñeca Annabelle.

Enfoquémonos en Annabelle (no podía tener un nombre más tétrico). Su historia comienza con dos enfermeras que vivían juntas en la misma casa. Un día a una de ellas le llega una muñeca de regalo por parte de su mamá. Pero algo raro pasaba con ella. Cuando salían de la casa y volvían, encontraban a la muñeca en una posición diferente a la que la habían dejado, con los brazos o piernas cruzadas, por ejemplo. Más adelante encontraban notas que decían «Help me» (ayúdame), escrita con letra de niña. Fue ahí cuando decidieron llamar a una médium. Ella les dijo que había muerto una niña en ese departamento que se llamaba Annabelle y que vivía dentro de la muñeca, pero que lo único que quería era pasar tiempo con las dos mujeres de la casa. Las enfermeras creyeron esta historia y empezaron a tratar a la muñeca Annabelle como una integrante más del hogar.

Un día, un amigo de las enfermeras, que por supuesto no creía que la muñeca estuviera poseída, se quedó dormido en el living de la casa de estas mujeres y soñó que Annabelle lo estaba ahorcando. Cuando despertó tenía marcas de manos en su cuello. En ese momento llamaron a los Warrens, los demoniólogos que salen en la película El Conjuro, y ellos dijeron que al parecer nunca existió una niña llamada Annabelle, sino que era un demonio que las había engañado y que intentaba poseer a una de ellas.

Finalmente los Warren se llevaron la muñeca y la guardaron en su museo personal de objetos endemoniados. Pero la historia no termina ahí. Este es un museo que está abierto al público, queda en Connecticut, y cuentan que una vez un hombre incrédulo que estaba de visita vio la muñeca y la retó a que le hiciera algo, burlándose de ella. No pasó nada. Luego dijo que era un montón de basura y que no creía en nada. Tres horas después lo encontraron muerto. Chocó en su moto contra un árbol.
¡Les dejamos el vídeo con el reportaje!

More from Cata Wallace

The Purge Anarchy: tres son multitud

The Purge Anarchy es la secuela de La noche de la expiación...
Read More