Annabelle 3 viene a casa, un susto para Teenagers

Annabelle 3 viene a casa protagonizada por Vera Farmiga, Patrick Wilson, Mckenna Grace

Hace unos días que se estrenó la última película de Annabelle, la cual vendría a ser la tercera de la saga y a mi parecer la más débil de todas, esto porque la trama de ‘Annabelle viene a Casa’ empieza a diluirse en lo que podríamos llamar la ambición comercial y lo predecible.

Antes de emitir cualquier juicio hay que destacar que Annabelle y todas las películas que están ligadas al universo derivado de estas cinta como El Conjuro, La Monja y en resumidas cuentas todas las historias de los Warrens que han sido llevadas a la gran pantalla, han marcado un hito en el cine de terror contemporáneo logrando ser una de las pocas franquicias que han conseguido el éxito masivo en el género de terror. Como consecuencia de esto las expectativas y exigencias hechas a estas entregas tiene el suficiente mérito como para que algunos esperemos ver una evolución y avance en las tramas y estilos visuales y narrativos de estas películas.

Los encargados principales para que estas historias tengan un alto nivel de terror y suspenso hasta el momento han sido dos constantes: James Wang y Gary Dauberman quienes alternándose entre dirección y guión han construido este mundo donde los Warren son el gancho perfecto para involucrarnos en historias basadas en hechos reales, gancho suficientemente atractivos como para predisponernos al miedo apenas nos sentamos a ver una de estas películas.

Sin embargo y pese a todo lo bueno de estas sagas, Annabelle 3 más que una película de terror dentro del mismo tono dramático y horroroso de las anteriores, viene a ser una brisa fresca y ligera de comedia con toques románticos y poco creíbles que creo no hacen justicia al trabajo de los Warren.

Anabelle 3 podría haber sido perfectamente un Spin Off, no parte de la saga ya que la trama es autoconcluyente, no hay progreso en la historia y Annabelle queda reducida a una muñeca que puede ser derrotada por adolescentes tirando por la borda todo lo terrorífico de su figura, la cinta además tiene un deseo incontrolable por bombardearnos de nuestras peores pesadillas, mostrándonos tantos demonios como pueda con toda clase de clichés que de niños nos han dado miedo por lo que se transforma en un pupurri de penaduras que suceden de manera condensada y veloz y nos hace recordar esas noches donde disfrutabamos de contar penaduras y autosugestionarse para sentir miedo, la película entonces mezcla distintos tipos de terror simultáneamente, desde la fantasía hasta el clásico género de slashers de los ochentas, Anabelle es sin duda una película para adolescentes que más que asustar parece ser un gusto que se han dado James Wang y Gary Dauberman para liberar todos sus gustos y mejores trucos de miedo ya que a pesar de que es una película predecible y ligera los Jump Scare están perfectamente logrados.

Si te gustan las películas de terror y esperas algo más que suspenso y saltos Annabelle no es para ti, si quieres reír y compartir con tus amigos entonces si. Por eso es que le doy 6 de 10 estrellas.

More from Camila Aguilera

Beatus: El rescate del terror ideológico

Beatus o Welcome to Mercy (2018) es una película de terror independiente...
Read More