6 razones de por qué nos enamoramos de Westworld

Poster de la nueva serie de HBO Westworld protagonizada por Evan Rachel Wood, Thandie Newton y Jeffrey Wright

1.- Por la temática

Westworld trata un tema que durante décadas ha obsesionado a la humanidad. ¿Qué pasaría si nuestras creaciones se rebelaran contra nosotros? Todo comenzó siglos atrás cuando la escritora Mary Shelley en 1818 imaginó un ser humano resucitado entre los muertos: Frankenstein quien luego se rebelaría contra su creador. Desde entonces hasta ahora esa idea no nos ha abandonado y la han representado en el cine de diversas formas, desde 2001: Odisea en el espacio (1968) con la rebelión de Hal, luego en Blade Runner (1982), Terminator (1984) y recientemente en Ex Machina (2015), solo por mencionar algunas.

Para iniciarse en la
Ciencia Ficción, leer acá

2.- Cruce de géneros

La serie fusiona géneros que en otros escenario hubiéramos pensado que era imposible que funcionaran juntos, pero Jonathan Nolan y Lisa Joy Nolan han hecho de Westworld un mundo fascinante que no entendemos por completo pero no nos importa. Sin embargo ambos géneros, tanto el Western como la Ciencia Ficción tienen algo en común, en el primero el hombre se enfrenta a territorios inexplorados o indómitos, bajo la constante amenaza del ataque de los indios o en ciudades sin ley llenas atacadas por forajidos y el segundo es el hombre en contra de lo desconocido pero fuera de la Tierra o también en contra de la tecnología. En ambos casos el ser humano está enfrentando enemigos desconocidas.

3.- Elenco

Era cosa de tiempo para que una serie reuniera a los actores más emblemáticos en un mismo lugar y Westworld lo logró. Primero tenemos a dos grandes, por un lado tenemos a Sir Anthony Hopkins quien interpreta al fundador de Westworld y creador de robots. También está Ed Harris con un misterioso personaje «El Hombre de Negro» que no sabemos muy bien qué pretende buscando el laberinto, pero queremos saber a dónde nos lleva. Luego está la segunda generación de actores más jóvenes donde encontramos a James Marsden, un cowboy que por ahora pareciera estar destinado a morir loop infinito. Está Thandie Newton quien maneja el prostíbulo y pareciera tener memoria, Jimmi Simpson acaba de aparecer y es el único sensato de toda la serie que ha mostrado algo de humanidad y por último Evan Rachel Wood a quien no veíamos en mucho tiempo en la televisión, la conocemos de The Wrestler, los más románticos de Across the Universe y los de adolescencia rebelde de Thirteen.

4.- Lo que pasa en Westworld se queda en Westworld

Imaginar un mundo donde puedes vivir tus más locas fantasías sin tener que sufrir ningún castigo o consecuencia puede sonar extremadamente tentador o aterrador. Eso es lo que ofrece Westworld a sus visitante que pagan fortunas para poder vivir la experiencia que ellos elijan en este robótico mundo. Lo que asusta no son las infinitas opciones que pueden elegir, sino las que terminan eligiendo, es decir, matar y violar. Y lo hacen contra robots que, en teoría no causa ningún daño, pero son robots tan sofisticados que ni siquiera se pueden diferenciar de un humano, y eso es lo aterrador.

5.- El guión

Puede que esto sea personal, pero para mi gusto toda buena serie tiene que tener en su guión cierta belleza. No basta con que la historia sea buena, sino que hay que tener gracia para transmitir el mensaje. Lo tuvo True Detective en su primera temporada, lo tuvo The Night Of y series como Penny Dreadful y Hannibal.
Desde el primer capítulo Westworld muestra gracia en sus diálogos por ejemplo el de Ed Harris cuando dice «Nunca entendí por qué pusieron a algunos en parejas, me parece cruel. Y luego me di cuenta de que ganar no significa nada a menos que alguien pierda. Y eso significa que estás aquí para ser el perdedor«. O la inteligencia de mezclar distintos textos de Shakespeare al final del primer capítulo cuando Peter Abernathy (Louis Herthum) logra darnos escalofríos con las amenazas que le hace a el el Dr. Robert Ford (Anthony Hopkins).

6.- Misterios sin resolver

Hacia dónde nos lleva Westworld, no sabemos con certeza. ¿Entendemos todo lo que está pasando? ¡no tanto! Pero la verdad es que no nos importa. Esta es de esas series en que nos dejamos llevar y la verdad es que no sé si quiero saber cómo funciona todo. Me conformo con seguir a los personajes y ver dónde me llevan. Ver qué quiere el Hombre de Negro, qué pasará cuando Dolores finalmente despierte de su robótico sueño. ¿Se rebelarán todos los robots? Por ahora esta serie me parece tanto o más prometedora que cualquiera que hayamos visto en el último tiempo.

More from Cata Wallace

The Invitation: una salida que no puedes rechazar

Alguna vez leí en un artículo que lo que le falta al...
Read More